Historias HUNicas

 

Una larga estancia hospitalaria es difícil para tanto para el paciente como para su familia. Se requiere voluntad y entrega para superar una situación de enfermedad y ayudar al ser querido en su recuperación y regreso a casa. En el HUN brindamos apoyo emocional y espiritual  a las familias y cuidadores, como parte una atención humanizada.

“En febrero del año 2012 Eliseo Bolaño, paciente de 25 años de edad, ingresó por urgencias al HUN convulsionando y con pérdida de la memoria. En días anteriores había sentido dolor de cabeza y mareos constantes, sin sospechar que un grave tumor cerebral amenazaba su vida de manera inminente. Hoy, gracias a la eminencia científica del neurocirujano José Antonio Name y a la mejor tecnología del HUN, Eliseo es una persona completamente rehabilitada y productiva, con toda una vida por delante”.

Todo era confusión la noche del 11 de diciembre de 2013 en la finca administrada por Adolfo Solano en el municipio de Sabanagrande. Tras escuchar lo que era evidentemente el sonido de un disparo, Adolfo ve de repente a su pequeño hijo Stiward corriendo hacia él, con las manos en fijas en la quijada, como tratando de contener la sangre que no paraba de brotar.

El número de embarazos no planeados incrementa vertiginosamente en todo el mundo. De 210 millones de embarazos anuales, 80 millones no son planeados, según datos de la Organización Mundial de la Salud OMS.
Con planificación o sin ella, la preparación física e intelectual durante la gestación puede resultar vital en momentos críticos del parto y los días siguientes, sobre todo para las madres que sufren complicaciones propias del embarazo de alto riesgo como dar a luz antes de los nueve meses.

Dos años después de enfrentar el cáncer de mama, la llegada de un bebé simboliza el triunfo de la vida y la esperanza en el futuro. Las vivencias extremas de una madre que debe someterse a una cesárea de emergencia en el Hospital Universidad del Norte, también hacen parte de este maravilloso acontecimiento.

Con todo un mundo por descubrir y después de tres días de haber nacido en el HUN de manera prematura con 35 semanas de gestación, el pequeño Jamer Enrique Peña Jiménez* debió enfrentar una complicada intervención quirúrgica que reduciría significativamente su intestino delgado.
El neonato empezó a mostrar síntomas de “enterocolitis necrotizante”, enfermedad grave de las vías intestinales que se presenta con mayor frecuencia entre los 4 y 10 primeros días de vida, especialmente en los bebés prematuros.